viernes, mayo 16, 2008

AÚN PUEDO VERTE

Sigues ahí, inmóvil,
como la última vez que te vi.
La ira acentúa tus rasgos, afila tu rostro;
tu desprecio me hace sentir especial,
me recuerda lo que pudo ser y no fue,
lo cerca que estuve del abismo,
de perder mi esencia de solitario.

Lo que me queda de ti me hace fuerte.
Aún en el error de creer que poseía la verdad
me siento bien conmigo mismo.
Recuerdo las risas, las confesiones,
los silencios entre unos y ceros o humo,
alcohol y música alta.



Ahora miras a otro con lujuria o ternura,
admiración o condescendencia,
fascinación o la ternura que sólo aparece
cuando sabes lo que pasa por su cabeza.

Nunca podrás olvidarme, inmóvil,
como la última vez que me viste.
La pena, la vergüenza y el arrepentimiento
dulcificaba mi rostro, me convertía en un niño inocente.

Me quedo con tu recuerdo, quédate tu con el mio,
como castigo o como epitafio de lo que fue.

3 comentarios:

soy leyenda dijo...

ya era hora de que actualizaras tío, se echan de menos estos post tan "personales"

un abrazo

Pies Frios dijo...

holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
veo que sigues en tu linea
y que ya no me quieres nada...
jajajaja
besiñosssssssssss

Kay dijo...

El final es muy grande!!